Marilina Bertoldi y su paso por Plaza de la Música

Marilina Bertoldi y su paso por Plaza de la Música

Este domingo, Marilina Bertoldi presentó junto a su banda: “Mojigata”, su más reciente álbum. La Plaza de la Música vibró al ritmo del rock en estado puro. Acá te contamos cómo fue su show, cercano al cierre del tour y de la edición 2022 del Festival Grl Pwr.

“¡El rock es de las pibas, el rock es de las pibas!”. Con la garganta encendida, el público entonó ese canto, para recibir a la artista sunchalense y compañía. Entre un poco de humo, algunas luces y mucha euforia, el concierto arrancó a pocos minutos de las 20:30, como estaba previsto.

A la intro, le siguió “Es poderoso”, una canción de aura magnética, que prueba la íntima relación entre potencia y sensualidad. Llegó luego el turno de “Vivo pensando en ayer”, un guiño a Fiona Apple, con guitarras de vuelo noventoso, y el sello único de Marilina.

“La cena” y “Cosa mía”, dos canciones con alto voltaje de por sí, explotaron sobre el escenario. Algo que “Claro ma” vino a… ¿suavizar?. Suavizar no sería la palabra, porque la fluidez interpretativa de esta artista tiene, sin dudarlo, mucha intensidad de base. Algo que fue correspondido por quienes asistieron.

Foto cortesía de Andrea Rajczakowski

La banda conformada por: Luciana Torfano (guitarra), Ivanna “Chipi” Rud (guitarra), Edu Giardina (batería) y Juan Manuel Segovia (bajo), la rompió. Con maestría sobre sus instrumentos, y su dinámica grupal exquisita, mantuvieron la llama encendida entre las espectadoras y espectadores en cada instante. Resaltando con sus formidables improvisaciones el espíritu del rock.

“Dedicado a Potota”

Por suerte para el público, la artista junto a su banda repasaron canciones de producciones anteriores. “La casa de A”, “Correte”, “China” y “Remís”, fueron algunas de ellas. Esta última, en una versión fiel a la presentada en “Sesión Saldías”, precedió a un momento íntimo, único y auténtico. El show estuvo dedicado por la cantante a su adorada abuela, Potota. Recordarla, trajo lágrimas a los ojos de la interprete y, luego de un respetuoso silencio, los cantitos por parte del público para Potota, se hicieron oír.

Foto cortesía de Andrea Rajczakowsk

La presentación fue increíble, llena de texturas musicales e interpretativas que hablan de una sensibilidad artística y perspicacia únicas, atravesadas por la coyuntura social. Lejos de un cierre “tranquilo” sonó “MDMA” y dejó al público con ganas de más. “El rock es de las pibas”, sin lugar a dudas, y dentro del rock como actitud, las diversidades tienen cabida.

El cierre de la gira “Mojigata” será en el mítico Luna Park, el 19 de junio. Mientras tanto, el 14 del corriente mes, podremos ver por Youtube a Marilina como parte de la banda que acompañó a Barbi Recanati a tocar en Seattle, para la emisora KEXP.